Haría

El 1950s fue la fonda de Ladislao Rodríguez Bonilla. En ella se quedaban funcionarios, viajeros y también muchachos de la capital que iban a ver a su novia los fines de semana y luego volvían en el camión de Martín Reyes Gutiérrez, padre del fotógrafo Javier Reyes. Cuentan la anécdota de que 1958 unos turistasSigue leyendo “Haría”