la Rocar

Este pequeño islote, situado a la izquierda de Arrecife mirando desde tierra al mar (no confundir con el de Fermina, que está a la derecha)  fue llamado en tiempos Isleta Mayor, como así aparece en varios portulanos e incluso en Torriani, pero luego sería nombrado Islote del Francés en base de haber sido arrendatario del mismo el traficante Juan Mantel, de Ruán, más conocido en Lanzarote por El Francés en razón de su naturaleza de origen. Este comerciante se trasladó con buenos caudales a la Gran Canaria sobre fechas inmediatamente posteriores a la conquista y apaciguamiento de dicha isla, en donde Mantel medraria rápidamente y contraería nupcias con la hija del caballero y conquistador Remando de Santa Gadea, quién procedente asimismo de Lanzarote, había formado en las tropas de Pedro de Vera.
En 1811, se fija como Lazareto del Puerto del Arrecife un lugar preparado en el Islote del Francés, que consistía en dos pequeñas casetas.
Digamos también que la Isleta Mayor o Islote del Francés, cambió de nombre a comienzos del siglo 19: así Islote Degredo  (destierro, cuarentena) a causa de haberse instalado allí un pequeño lazareto para infecciosos, y con motivo de alzarse en su parte central la llamada Cruz del Siglo, comenzó a nombrarse Morro de la Cruz.
Sin embargo, el tópico que ha prevalecido con mayor fuerza es el que todos seguimos usando: Islote del Francés».

En el islote del francés hubo salinas. En 1938 (o 1945), Andrés Zala, el húngaro, trajo a Rodolfo Alonso Lamberti; compraron el islote a la marquesa de Santa Coloma (Barcelona) y crearon la fábrica de conservas “La Rocar S.A” de 600 empleados que enlataban harina de pescado, aceite y guano. Unos dicen que el nombre de ROCAR era con el nombre de su hermano Carlos, otros que era con su esposa Carmen.
Para tantos empleados se construyó un barrio nuevo con el nombre del marqués de Valterra.
Fue fábrica de coches Seat y Opel.
En 1997 fue comprado por “Inversiones Islote del Francés SL”, propiedad de Jaime Cortezo y herederos de Lamberti.
Abandonado, se usó de refugio para drogadictos. En 2010 fueron derribadas casi todas las naves.

Arrecife, la playa de los pobres. Al lado derecho se ve la factoría de Nuestra Señora de las Nieves, a la izquierda la factoría de ROCAR (ROdolfo Lamberti y CARmen, su señora). Vemos el mar, después se rellenó y hoy esa playa. Lo interesante de esta fotografía es que ese relleno, que es público, fue inscrito de manera privada y el Ayuntamiento de Arrecife litigó contra quiénes lo inscribieron, perdiendo el “juicio” al no plantear este histórico relleno marítimo. Cuando lo hizo parece que ya era tarde. Fuera del contexto de que lo público es público siempre. Lo interesante es que este territorio marino forma parte de la Autoridad portuaria o de Costas, con su correspondiente relleno, al igual que ocurre con cualquier instalación portuaria.

fuentes:
https://s3.amazonaws.com/archivoteguise.es/media/publicaciones/Hambrunas_y_epidemias.pdf 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s