la gran mareta

 

 

con la gran mareta detrás

La gran mareta medía 40 (u 80) metros de diámetro y tenía de 9 (o 14) metros de profundidad. Era de forma circular. En el exterior tenía un muro (la coladera) que era donde recibía el agua; tenía 12 metros de diámetro y 3 de profundidad.  Entre el muro exterior y el de la caidera hatía ubatro muros de un metro de altura y tienen la misma utilidad que la coladera. Podía almacenar 80.000 pipas de agua; cada pipa son 500 litros, así que serían entre 20-70 millones de litros (20.000-70.000 m3). En el registro de depósitos de agua de la isla en 1862 dice que tiene una capacidad de 100.000 pipas.
Durante su existencia, 400 años, todos los pueblos de la isla acudían para cargar odres, cacharros y barricas sobre los dromedarios y transportarla a los más apartados rincones de Lanzarote. A la semana llegaban unos 250 camellos; los cuales en la época de limpieza (junio, agosto y septiembre) traían piedras para reforzar los muros. A requerimiento del alcalde de Teguise acudían citados por riguroso orden varias cuadrillas de 60-80 peones, quienes usando balsas subían en cestas el barro por las escaleras de la caidera y por la rampa de la coladera y lo depositaban fuera llegando a formar poco a poco la gran montaña o teste de la mareta que llegó a tener una altura superior a la primitiva torre de Teguise. Tal era su altura que era costumbre sobre todo de los jóvenes, entrar en Teguise montados sobre caballos y subir corriendo el teste, lo que suponía un peligro, por lo que fue prohibido bajo pena de multa de 1 a 4 duros.
En tiempos de sequía fue necesaria la vigilancia de la mareta, pues aprovechando la noche eran rotas las puertas para sacar el preciado líquido, multado con 40 reales de vellón.
Quienes no querían limpiar la mareta tenían que pagar 1 o 2 pesetas por jornada, con cuyo dinero se pagaban a otros peones. El precio de la barrica era de once reales de plata en 1810.
En 1888 el alcalde de Teguise ya sólo llamaba a 20-30 personas para limpiarla pero apenas acudía ninguno.
En 1915, en vista del desinterés, fue ofrecida al Gobierno de la Nación para que se hiciera cargo de ella.
En 1936 en Lanzarote se creó un impuesto de 25-300 pesetas para limpiar la mareta, que no funcionó por la protesta de los vecinos.
En 1963 se hace rellenó.
En 1964 se proyecta construir en el solar 50 viviendas.
En 1977 es declarada bien de interés público cuando ya llevaba rellenada 14 años.

A %d blogueros les gusta esto: